Cerraduras

Todo sobre las cerraduras

Una cerradura es dispositivo de pequeño tamaño que puede ser mecánico o electrónico que se incorpora en puertas, rejas, ventanas, cajones cofres, entre otros, cuya función principal es impedir el acceso no deseado al espacio que protege, que puede ser un piso, una casa, una oficina, una gaveta, una habitación, entre muchos otros las cerraduras son utilizadas desde hace siglos en los accesos a diversos tipos de espacios.

Cerraduras mecánicas

Se define como mecánicas a las cerraduras que necesitan de una llave para activar o desactivar su mecanismo de bloqueo, son fabricadas en materiales muy resistentes, lo que garantiza seguridad y una larga duración.

Las cerraduras mecánicas requieren de mínimo mantenimiento y no se ven afectadas por fallas en el suministro de energía, además las principales casas fabricantes fabrican cerraduras mecánicas de muy alta calidad, así como las piezas y partes necesarias para que los profesionales de la cerrajería puedan repararlas en caso de presentar cualquier daño. 

Hay una gran variedad de modelos de cerraduras mecánicas en el mercado actual y aunque presentan diversas diferencias, la mayor parte de las cerraduras cuentan con partes similares, entre las partes comunes en todas las cerraduras mecánicas encontramos:

  • Pestillo: llamado también resbalón, es una pieza en forma de cuña que se encarga de mantener la puerta cerrada, cuando no se ha cerrado con la llave.
  • Paletón: es una pieza metálica llamada también bulones que cumple una función similar al pestillo, pero se acciona únicamente con la llave, al girar la llave los bulones se desplazan hacia afuera o hacia dentro de la cerradura para permitir cerrar o abrir la puerta.
  • Cerradero. Es una pieza metálica que se fija en el marco de la puerta y en ella encajan el pestillo y el paletón 
  • Manija o agarrador: es la pieza que acciona el mecanismo del pestillo de la cerradura mediante su giro, el cual se puede efectuar con la mano o con la llave, permitiendo abrir la puerta. 
  • Bombillo: conocido también como bombín o cilindro, es una pieza alargada y de forma cilíndrica, cuenta con una ranura para introducir la llave y desbloquear el pestillo, llamada bocallave. En su interior los cilindros tienen una serie de pines que lo bloquean y sólo lo dejan girar cuando se introduce la llave correcta.
  • Cuerpo: el cuerpo es una pieza de metal que contiene el cilindro y demás mecanismos de la cerradura. 
  • Escudo: es una pieza metálica que se coloca en el exterior de la puerta y rodea el bombín, cumple una función estética, pero también brinda seguridad al cilindro, evitando que pueda ser extraído. 
  • Llave: la llave es un elemento fundamental de todo cerradura, en las cerraduras mecánicas es una pieza metálica que se introduce en el cilindro o bombín y permite accionar la cerradura para abrir o cerrar la puerta.

Cerraduras Mecánicas

Cerradura Mecánica

 

Tipos más comunes de cerraduras mecánicas 

Existe una cerradura para cubrir cualquier necesidad, es un mercado muy amplio. No obstante algunos tipos de cerradura mecánica se han convertido es los más utilizados por las ventajas que brindan, entre ellos encontramos:

  • Cerraduras cilíndricas o de perfil europeo: se caracterizan por presentar un cilindro con bombín de pera como pieza central, en él se introduce la llave para accionarlo. Son el tipo de cerraduras más comúnmente utiliza en viviendas y oficinas, gracias a las ventajas que ofrece:
    • Se instalan con suma facilidad.
    • La mayor parte de los modelos incorporan tecnología antibumping.
    • Se fabrican en materiales de alta resistencia y durabilidad.
    • Ofrecen un buen nivel de seguridad.
    • Se puede cambiar el bombín en el momento que se requiera, sin necesidad de cambiar la cerradura.
    • Se encuentran en una gran variedad de diseños.
    • Ofrecen una excelente relación calidad – precio.
  • Cerraduras de sobreponer: se instalan con tornillos en la cara interior de la puerta, quedando sobrepuestas, al igual que el cerradero que va atornillado al marco de la puerta, incluyen un cuadradillo o una manija para accionar el pestillo, las hay: 
    • Simples: tienen un único punto de cierre en forma de petaca que se acciona al girar la llave. 
    • Multicierre: Bajo el pestillo, presentan entre tres y cinco cierres laterales en forma de bulones, los cuales se accionan al girar la llave.
    • Multipunto: ofrecen varios puntos de cierre en diferentes lugares de la puerta, por lo general en la parte superior e inferior, la cerradura acciona una barra que une los puntos laterales que pueden ser con forma de petaca o paletón.
  • Cerraduras de empotrar: van embutidas en la puerta, su cerradero va embutido en el lado interior del marco, se pueden utilizar en puertas que abren a la derecha o a la izquierda, ya que la mayor parte de los modelos son reversibles. De acuerdo al nivel de seguridad que brindan se clasifican en: 
    • Solo con pestillo: el pestillo es el único mecanismo de cierre, desde el interior se abre con manija y desde el exterior con llave o con manija. Generalmente se usan en puertas de interior que no requieren seguridad, en puertas de exterior se debe complementar con cerrojos u otros elementos de seguridad.
    • Con pestillo y cierres: además del pestillo incorporan uno o varios cierres en forma de bulones o petaca, que se accionan con el giro de la llave, generalmente se utilizan en puertas de exterior
    • Con pestillo y condena (cierre seguro): cuenta, además del pestillo y los cierres, con un seguro o condena que solo puede accionarse desde el lado interior de la puerta, cuando está accionado, la cerradura no puede abrirse desde el exterior.
    • Con mecanismo antipánico: desde el exterior la cerradura se abre y se cierra con llave y desde el interior se acciona con un botón de giro, son diseñadas para ofrecer mayor facilidad en caso de emergencia.
  • Cerraduras multipunto: es uno de los tipos de cerradura mecánica que ofrece mayor nivel de seguridad, ya que incorporan de tres a cinco puntos anclajes en diferentes lugares de la puerta, los cuales se accionan desde la cerradura con una sola llave, se utilizan generalmente en puertas acorazadas y blindadas.

Comprar las mejores cerraduras mecánicas al mejor precio.

Nuestra selección de los mejores productos para comprar online en Amazon, pero siempre puede consultar a cualquiera de los profesionales aquí listados, para su venta e instalación. Pregunte por cerraduras antibumping.

Cerraduras electrónicas

Las cerraduras electrónicas o digitales se consideran como una evolución tecnológica de las cerraduras mecánicas, ya que cambia drásticamente el modo de accionarlas, debido a que se necesita de la tradicional llave de metal y los tiempos de cierre y apertura son mucho menores.

Otro aspecto destacado de las cerraduras electrónicas es que incorporan sistemas de seguridad inteligentes que permiten el bloqueo desbloqueo de la cerradura a través de códigos alfanuméricos que se pueden digitar desde el teclado que incorporan o incluso desde una aplicación móvil, también se pueden accionar con tarjeta, mando, lector de huellas dactilares o escáner de retina.

Aunque son fáciles de instalar se recomienda que sean instaladas por personal calificado, los cerrajeros profesionales garantizan su adecuada instalación y funcionamiento, se encargan además de realizar cualquier reparación en caso de presentar alguna falla. En el mercado hay disponibles varios tipos de cerraduras electrónicas entre ellos:

Cerraduras con teclado digital 

Son el tipo de cerradura electrónica más utilizado, incorporan un teclado digital que permite introducir el código para abrir o cerrar la puerta, el cual debe ser previamente establecido. Ofrecen la ventaja de que no utilizan ningún tipo de llaves, por lo que no se pueden abrir sin el código, además, el código se puede cambiar de forma muy sencilla cuando se desee.

Este tipo de cerraduras incorpora una función para programar el cierre automático de la cerradura en una determinada franja horaria, lo que brinda un mayor nivel de seguridad, ya que la puerta se asegura de forma automática.

Cerraduras electrónicas con mando

Estas cerraduras se accionan con un mando a distancia, bastante similar al de los coches de gama media, ofrecen gran comodidad y un alto nivel de seguridad ya que permiten abrir o cerrar la puerta a distancia, además tiende a ser muy asequibles. 

Son muy fáciles de instalar y le dan un mayor atractivo a las puertas, muchos de los modelos se pueden configurar para ser accionadas desde el móvil a través de una app, lo que permite que se puedan utilizar sin mando.

Cerraduras invisibles

Presentan un diseño minimalista que hacen que sean prácticamente invisibles desde el exterior de la puerta, ya que no presentan ningún tipo de pantalla o accesorios para accionarlas, esto gracias a que su funcionamiento no depende de introducir un código, leer una huella o recibir la señal de un mando.

Funcionan con tecnología inalámbrica como las ondas de Wi-Fi enviadas a través del móvil o la tablet, o una señal de bluetooth. La cerradura se acciona a través de una aplicación móvil, el usuario puede seleccionar el método para accionarla como teclado alfanumérico o reconocimiento de voz.

Ofrecen un alto nivel de seguridad, ya que son sumamente difíciles de forzar con cualquier método, incluso si los delincuentes se roban el móvil del usuario no podrán abrir la cerradura, ya que requieren del elemento identificador (código voz).

Cerraduras electrónicas de huella dactilar

Este sistema por dactilograma es muy utilizado en hogares y empresas, ya que para accionar la cerradura se necesita de una huella dactilar autorizada, lo que garantiza que sólo las personas autorizadas podrán accionar la cerradura para abrir o cerrar la puerta.